jueves, 10 de abril de 2014

GR-99 Camino Natural del Ebro

Mi experiencia en el GR-99 Camino Natural del Ebro:

Esto fue en septiembre de 2008. También con poca preparación, experiencia nula en este tipo de rutas y en solitario.
Preparé la ruta a conciencia. Tenía pensado ir desde el nacimiento en Fontibre hasta Miranda de Ebro. Planifiqué las etapas con distancias, alojamientos y demás, todo lo bien que supe, a pesar de que no encontré mucha información de la ruta (más bien creo que no la supe buscar).
Me salió todo bastante mal. Me perdí tanto, tanto y tanto, que hice en dos días los kilómetros pensados para tres (o cuatro si no acompañaban las fuerzas) y me quedé a mitad de camino...
Hubo de todo, ratos malos y ratos muy buenos, sobretodo una ruta preciosa, que es con lo que me quedo.

Aprendí muchísimo.
Lo primero: Llevar saco de dormir por si tienes que pasar la noche al raso, perdido en medio del monte. Estuve a punto la segunda etapa. Al final tuve suerte, llegué a Villarcayo, después de pedalear cerca de 14 horas, de noche, agotado física y sobretodo moralmente.
Lo segundo: La elección del relolque en vez de alforjas, a pesar de sus inconvenientes, fue un gran acierto.

El inicio en Fontibre
Un puente sobre el río
Vuelta a casa



Aunque parezca que no, disfruté muchísimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario